Callejear por Budapest, Día 2

Domingo 17 de marzo de 2019

Nos despertamos más a gusto que un arbusto, por qué hoy, ya vamos a callejear por Budapest. Desayunamos como marqueses en el cómodo apartamento de Airbnb, cargando las pilas a tope de energy. Un poco de higiene mañanera y preparar la mochila con el palo selfie, botella de coca-cola, etc… Y ahora sí todo preparado para callejear por Budapest, nos espera un día un muy largo con muchas actividades y lugares para descubrir.

Primera visita al edificio de la Opera

Muy cerca del apartamento tenemos la primera visita del día, el edificio de la Ópera. Pero tenemos la mala suerte de que está en obras así que lo único que podemos ver es que los trabajadores húngaros saben montar muy bien los andamios para restaurar edificios. De todas formas, la  ópera se encuentra ubicada en la preciosa avenida Andrassy. Es la avenida donde están todas las tiendas fashion y por lo menos nos distraemos mirando los escaparates.

Basílica de San Esteban

Vistas desde San Esteban de BudapestAl final de la avenida Andrassy, nos encontramos con la impresionante Basílica de San Esteban, y ahora sí que nos emocionamos a hacer muchas fotos. Además hay poca cola para subir a la cúpula y la entrada son solo 500 florines, que son alrededor de 1,50€ por persona. No es muy alta pero se obtienen unas vistas diferentes de la ciudad.

Además es marzo y hace un poco de fresco pero tenemos un día soleado fantástico. Así que decidimos aprovechar para hacer fotos de las vistas de la ciudad. Sorprende que no hay edificios demasiado altos.

Panoramica San Esteban Budapest

Después de hacer muchas fotos desde arriba de la cúpula en todas direcciones decidimos bajar para ver el interior de la Basílica. Es muy sorprendente la decoración con todo el interior pintado y sobretodo la forma de su nave que no es tan alargada como las iglesias a las que estamos acostumbrados. Justo están acabando un servicio y está llena de gente y algunos turistas. La luz del sol entrando por la vidriera le da un punto místico y mágico que nos enamora. Damos una vuelta por su interior admirando su decoración y salimos otra vez al exterior para todavía hacer más fotos.

Fotografiamos la fachada desde la fascinante Plaza de San Esteban.Fachada San Esteban Budapest La fachada no parece muy decorada pero es grande nos tenemos que alejar para que quepa en la pantalla de nuestros móviles y que salga toda en las fotos. Hacemos tantas fotos que se hace difícil elegir cual publicaremos en el blog.

Estatua del policía gordo

Muy cerca está la estatua del policía gordo, entre el barullo de los guías y sus tours nos colamos para hacernos la foto tocándole la barriga. Curioso porqué la leyenda no es para que dé suerte o para volver a Budapest. La leyenda dice que si tocamos la barriga del policía podemos disfrutar de todas las delicias gastronómica húngaras sin miedo a engordar, no tenemos muy claro que sea un método efectivo. Pero disfrutaremos de las comidas por si acaso. Ya veremos a la vuelta que nos dice la báscula. Seguimos porqué callejear por Budapest es una caja de sorpresas, son las 11:30 de la mañana y ya hemos visto muchas cosas fascinantes.

En la orilla del Danubio

Puente de las cadenasAndando nos encontramos a un conocido, el río Danubio. Lo vimos en Austria y ahora en Hungría es más ancho y más caudaloso. El río separa lo que antes eran dos ciudades Buda, la parte alta, montañosa y burgués con Pest, la parte plana bulliciosa y popular. Hasta que la construcción del precioso puente de las cadenas hizo que se unieran las dos ciudades. Así que al llegar a la orilla del río admiramos las fantásticas vistas que nos ofrece de Pest desde Buda. Con el precioso Puente de las Cadenas. No sabemos porqué pero las ciudades con río tienen esa magia que apetece pasear por sus orillas. Además si las vistas son tan espectaculares, más todavía.

Siguiendo las orilla del río nos encontramos un monumento peculiar. Los zapatos en el Danubio. Zapatos en el DanubioSon esculturas de zapatos que representan los judíos que los nazis ejecutaron durante la II Guerra Mundial. Antes de disparar les hacían descalzarse para así aprovechar sus zapatos. Es triste pensar que no hace tanto una persona valía menos que sus zapatos.

Hora de comer

Señor servilleta

Son alrededor de las 12:30 y tenemos la visita al Parlamento de Budapest a las 14:30, así que nos acercamos para una primera vista por fuera y buscar un restaurante en los alrededores para comer.

Encontramos el Café Bistro Tulipán, con personal muy amable comida muy buena estilo plato combinado, bien de precio y sobretodo buena cerveza. Esta vez al viajar con un niño nos toca jugar un poco, conocimos al señor servilleta. Al salir del restaurante ya si que vamos al Parlamento para empezar nuestra visita guiada.

Parlamento de Budapest.

Parlamento de BudapestEl edificio es inmenso, y suerte que hemos ido con tiempo porque la entrada está justo en la otra parte del edificio. Aún así no podemos evitar hacer fotos por fuera y admirar su fascinante fachada simétrica. Es tan grande que no cabe en nuestras pantallas ni de casualidad. En la puerta nos alegramos de haber preparado bien el viaje y haber comprado las entradas con antelación, ya que las visitas en español están completas. Nos ponen un video donde explica que no podemos entrar con pistolas al edificio. (Si alguien quiere llevar la suya no le dejarán) y pasamos un control de seguridad.Interior Parlamento Budapest

Una vez vamos siguiendo a una guía muy simpática que nos explica todo con mucho detalle. Las curiosidades del edificio, su historia y Sala Parlamento Budapestdetalles del funcionamiento de la política húngara. En las fotos no se aprecia bien, lo fascinante que es su interior. Mármol, vidrieras, dorados le dan un aspecto muy solemne y señorial. Además con un montón de salas para reuniones y recepciones. Muchos despachos para trabajar etc. Cámara Parlamento BudapestSe nota que es un edificio que se pensó no sólo para ser bonito, sino para ser bonito y práctico.

Con la visita guiada entramos a la cámara. La guía nos explica que en el edificio hay dos cámaras iguales, porque antes tenían parlamento y senado. Pero como vieron que el senado no servía para nada lo suprimieron y ahora solo usan una de las dos cámaras. Esto hace evidente que necesitamos viajar y nuestros políticos también, para que vean que el senado no sirve para nada. Solo para gastar dinero. Reflexión política a parte, la cámara es bonita pero da sensación que los políticos deben estar un poco apretujados. En resumen una visita de una hora más o menos que merece mucho la pena.

El parlamento por fuera

Parlamento Budapest y DanubioSin duda el Parlamento es el edificio más emblemático de la ciudad de Budapest. Y si callejear por Budapest es una maravilla, callejear por la orilla del Danubio con vistas al parlamento lo es más todavía. Así que al salir de la visita cruzamos el río por el puente Margarita y pasamos a la parte de Pest. Vamos admirando las vistas y justo a la altura del parlamento hay un banco y nos sentamos un buen rato, mirando como bobos el parlamento. Por supuesto haciendo fotos sin parar. Cuándo tienes un montón de fotos fantásticas y en el blog solo cabe una, o no quieres poner demasiadas para no repetir, es un fastidio mirar cuál elegir.

Puente de las Cadenas.

Puente de las CadenasCallejear por Budapest viendo el Parlamento es fantástico, pero además viendo el Puente de las Cadenas es lo máximo.En el puente de las cadenas Andando por la orilla del Danubio llegamos hasta el fascinante puente. Y también hacemos un montón de fotos sin parar desde todos los lados. Sorprende que hoy en día parece un poco estrecho para los coches y sobretodo autobuses, aunque imaginamos que en Vistas desde el puente de las cadenassu día debía ser una auténtica obra maestra de la ingeniería. Las vistas des del puente con la luz del atardecer, es una imagen que  nunca olvidaremos de Budapest. Son casi las seis de la tarde y todavía tenemos ganas de más. Así que nos acercamos a preguntar por una de las actividades que habíamos mirado para hacer al planear el viaje a Budapest, pero que no habíamos contratado por si el tiempo no acompañaba.

Crucero por el Danubio

En barco por BudapestA lo largo del río Danubio hay multitud de embarcaderos con todo tipo de barcos que ofrecen paseos por el río Danubio para aprovechar las vistas de la ciudad desde el río. Pero nosotros miramos éste crucero. Nosotros como hemos dicho antes lo contratamos en el mismo barco porqué no queríamos arriesgarnos a que lloviera o hubiera niebla. Pero el precio es exactamente el mismo. 29€ por persona y Aritz como era menor de 6 años no pagó nada. La mayoría de «cruceros» valen 19€ pero éste por 10€ más nos dan una pizza y barra libre de cervezas y refrescos.Pizza y cerveza en el barco de Budapest

Así que el plan de la cena queda solucionado. El barco es bastante sencillo pero flota, en el interior el problema es que se refleja en los cristales para hacer fotografías. Pero lo pasamos genial. Parlamento de Budapest de nocheNos daba miedo que racanearan un poco con la barra libre, pero todo lo contrario. Las pizzas por supuesto en Italia están mejores, pero están buenas. Además, bebemos como dos litros de cerveza cada uno, excepto Silvia que es la sana y bebe Coca-cola, A Aritz aunque no pagó le dieron dos botellas de agua. Con tanta cerveza ya os podéis imaginar como acabamos, bailando y pasándolo pipa. Es un recuerdo genial del viaje. Las vistas de la ciudad de noche con los edificios iluminados son magníficas.

El crucero dura un poco más de una hora y sale de al lado del puente de Elisabeth, llega hasta el puente Margarita, y luego da la vuelta para llegar hasta el puente Petofi,  para volver a la salida. Os dejamos aquí el enlace por si queréis mirar horarios y precios de los paseos en barco. Pero lo dicho recomendamos mucho el de pizza y cerveza.

De vuelta al apartamento

Como os podéis imaginar estamos muy cansados y con ganas de ir al apartamento a descansar. Pero tenemos un problema técnico. Dicen que todo lo que entra tiene que salir y efectivamente tenemos que parar en un Starbucks para que toda la cerveza que ha entrado salga. Ese día la contraseña del baño era 1122. Si alguien quiere probar si todavía no la han cambiado…

Ya más ligeros y sin tanta presión vamos callejeando hasta nuestro apartamento de éstos días, para descansar y reponer fuerzas que mañana todavía nos quedan muchas cosas para ver. Callejear por Budapest nos encanta porqué necesitamos viajar.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Que ver por Broadway Consejos Port Aventura Antes de viajar a Nueva York Qué visitar en Morella Qué ver en Milán app para organizar viaje Hotel en Booking Imprescindible en Oporto Aparcar en el aeropuerto