Viajar a Budapest, Día 1

Sábado 16 de Marzo 2019

Los horarios de los vuelos son un factor importante para viajar a Budapest. Por primera vez en mucho tiempo, nuestro vuelo no sale por la mañana temprano, nos ahorramos el madrugón, pero la verdad, es que es una lástima que el avión despegue a las 16:55 y casi no podremos aprovechar el día en la preciosa ciudad de Budapest. Aún así la hora es poco rara porqué no sabemos qué hacer, comer temprano en casa e ir al aeropuerto, comer en el aeropuerto…

La decisión es clara para las personas que necesitamos viajar. Salimos por la mañana tranquilos y hacemos una breve parada turística antes de llegar al aeropuerto, así vemos otra ciudad. Junto con Roger, Oihane i Aritz que nos acompañan en esta aventura decidimos hacer una breve parada en la localidad de Sitges. Así que antes de viajar a Budapest, una visita turística para aprovechar el día.

Visita a Sitges

Sitges es una de esas localidades con mucho encanto, de las más turísticas y en verano está hasta los topes. Tenemos la gran suerte que es uno de esos sábados de marzo soleados y podemos disfrutar de su paseo casi como si fuera verano pero con menos gente. Aún así nos sorprende que hay bastante, suponemos que mucha gente de Barcelona pensó lo mismo voy a disfrutar de Sitges sin agobios. No nos complicamos y dejamos el coche en un aparcamiento de pago, un poco raro por que hay unos señores que van diciendo donde aparcar y al final está abarrotado y te toca hacer maravillas para entrar y sacar el coche, pero está bien situado y bien de precio.

Vamos callejeando hacia el paseo, que por supuesto es lo más bonito de Sitges, su iglesia en alto ofrece unas vistas maravillosas del mediterráneo. Recorremos un poco las callejuelas alrededor de la iglesia y descubrimos la casa Bacardi, lástima que está cerrada. Tomamos nota para una próxima visita. Se acerca la hora de comer y vamos a lo fácil nos acercamos al Pans & Company. La visita a Sitges a sido breve pero satisfactoria, lo hemos pasado tan bien que casi no hemos hecho ni fotos! Se acerca la hora de ir al aeropuerto.

 

De camino al aeropuerto

Volvemos al aparcamiento a recoger el coche y de allí hacemos los 25 minutos que nos separan del aeropuerto, como siempre a lo fácil, aparcar en el aparcamiento de la terminal con reserva previa en la web de Aena, sale mucho mejor de precio. Así que dejamos el coche bien aparcado andamos los 100 metros que nos separan de la terminal y pasamos tranquilamente el control de seguridad. Cuándo vemos nuestro destino en la pantalla de la puerta de embarque, ya nos ponemos más contentos, ahora sí que vamos a viajar a Budapest.

Como ya explicamos en la entrada anterior, esta vez la compañía elegida es Ryanair, Pero recomendamos como siempre comparar precios y horarios.

 

Una vez dentro del avión, preparados para viajar a Budapest, podemos decir que ¡empieza nuestra escapada! El vuelo sin problemas, contentos y con mucha ilusión. Aguantamos la lata de los pobres empleados de Ryanair, de vender comidas, bebidas, perfumes, loterías y demás. Que sirve para distraerte un poco durante el vuelo y llegamos puntualmente a nuestro destino.

 

Del aeropuerto al centro

Habíamos buscado mucha información al respecto, y en muchos sitios web decían que lo mejor era coger un bus, hasta una parada de metro, y allí hacer el intercambio para llegar al centro, que costaba unos cinco euros por persona y trayecto. Que evitar los taxis porque no eran de fiar…

Pero al llegar allí vimos el mostrador de una empresa mini BUD, que ofrece servicios de transfer directo a la puerta del alojamiento, Aritz por ser niño viaja gratis, en resumen que por unos 70€ viajamos todos ida y vuelta, sin transbordos ni nada. Lo contratamos, la chica del mostrador muy amable. Nos indica que esperemos en una sala y que en la pantalla aparecerá el número con nuestro ticket y nos dirá donde está aparcado nuestro mini bus. En unos 10 minutos estamos de camino al centro de Budapest junto con otro grupo de turistas. Sin ningún problema nos dejan en la puerta del apartamento de Airbnb que tenemos reservado.

Llegamos al apartamento

Esperando a nuestro anfitrión nos pasó algo divertido. Un vecino nos abrió el portal para que entraramos, pero era con doble puerta. Que si entramos que si esperamos nos quedamos encerrados en entre las dos puertas. Bromeando que si iba a aparecer un loco para asesinarnos a todos, llegó el anfitrión en dos minutos, nos abrió, y subimos todas las maletas al apartamento.



Booking.com

Vamos a cenar

Es tarde y estamos cansados, pero salimos a dar una vuelta por los alrededores, compramos cuatro cosas para el desayuno del día siguiente y encontramos un restaurante tipo bufé libre con un precio más que razonable. La comida no es de la mejor calidad, como en la mayoría de los bufés pero está limpio y bien. Hay mucha variedad y ya probamos la sopa goulash. Los cinco con cervezas, refrescos y llenos de comida a tope, comimos por menos de 35€. Así que si estáis por la zona del Oktogon de Budapest, no dudéis en ir a comer al Oktogon Bisztro!!

Aprovechamos para sacar dinero de un cajero, que es otro de los detalles del viaje. Las oficinas de cambio del aeropuerto tienen cambios altos. Lo mejor son las oficinas del centro de la ciudad. Pero como no queríamos llevar tanto efectivo encima nos decidimos por sacar dinero de un cajero. Fácil y cómodo, en los cuatro días nos podríamos haber ahorrado unos 3€ en total. pero la comodidad lo merece.

Es tarde y estamos cansados, mañana queremos visitar muchas cosas, así que volvemos al apartamento para dormir y descansar. Por qué necesitamos viajar con las pilas cargadas para ver muchas cosas al día siguiente.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Que ver por Broadway Consejos Port Aventura Antes de viajar a Nueva York Qué visitar en Morella Qué ver en Milán app para organizar viaje Hotel en Booking Imprescindible en Oporto Aparcar en el aeropuerto