Que ver en Burdeos en un día

Domingo 5 de noviembre de 2017. Día 9 de viaje

Vamos a pasar un día en Burdeos

Al igual que en todo nuestro viaje por Francia en coche, hemos decidido contratar un hotel en las afueras. No tenemos problemas de aparcamiento y en general suelen tener mejores precios. En esta ocasión, como siempre a través de Booking, hemos pasado la noche en el hotel Ibis Styles Aeropuerto Burdeos. Personalmente, es una cadena de hoteles que nos gusta mucho. Habitaciones muy correctas, personal muy amable, desayuno completo incluido y todo con excelente limpieza. Así que hacemos el check-out, cargamos el coche y nos preparamos para descubrir que ver en Burdeos en un día. Es nuestro último día de vacaciones y ha sido un viaje inolvidable. Pero antes de volver a casa vamos a ver Burdeos en un día, seguramente nos quedaremos con ganas de más, pero al día siguiente toca trabajar. Así que, aquí está, que ver en Burdeos en un día.

Booking.com

Llegar al centro de Burdeos en coche

Burdeos es una gran ciudad, y como en la mayoría de estas, el tráfico es complicado y encontrar aparcamiento gratuito casi imposible. Ya que vamos a estar solo unas horas en la ciudad, elegimos la opción más fácil. Dejar el coche en un aparcamiento de pago en el centro. Nosotros elegimos el aparcamiento Victor Hugo, grande, con buena ubicación y un precio no demasiado exagerado. Empezamos a callejear por Burdeos a nuestro ritmo. La primera visita es la Catedral de San Andrés de Burdeos. La primera iglesia en este lugar data del siglo XI, todavía se conservan muros en el interior con el estilo románico de esa época. Pero gran parte del edificio está construido en estilo gótico, ya que se reformó entre los siglos XIII y XIV, dándole su aspecto actual. Tenemos que admirar su puerta exterior con el tema del juicio final. Por lo  menos a nosotros no resultó muy curioso el hecho de que el campanario no está junto a la iglesia, si no que está separado. La Torre Pey Berland construida en el siglo XV, recibe este nombre por el arzobispo que impulsó la reforma de la iglesia en Aquitania. Se trata de un campanario exento, ya que la zona es de marismas y se buscó la ubicación ideal, para empezar con unos buenos cimientos y que no se hundiera la Torre.

Qué ver por el centro de Burdeos

Paseando por el parque de QuinconcesAyuntamiento de BurdeosAl lado de la Catedral encontramos en el Ayuntamiento de Burdeos. El edificio se trata de un palacio que se construyó en el siglo XVIII. Continuamos callejeando por el centro de Burdeos y ahora nos acercamos a ver su Gran Teatro, se trata de uno de los teatros más famosos y antiguos de Europa. Su inauguración data del 1780 y del edificio destaca su impresionante fachada a la plaza de la comedia con doce imponentes columnas de estilo corintio. Desde aquí nos acercamos otra vez al gigantesco parque de Quinconces, que ya visitamos el día anterior. Algunos dicen que se trata de la mayor plaza pública de Europa. Desde allí vemos el monumento a los Girondins. Paseamos un poco por la orilla del impresionante río Garona y nos acercamos a dos de los lugares más famosos de la ciudad.

Espejo de agua y la bolsa

Selfie sobre el Garona en BurdeosPostureando en el espejo de agua de BurdeosA la orilla del río encontramos el famoso espejo de agua, se trata de una gran superficie con agua, de dos centímetros de profundidad, sobre granito y que produce el efecto espejo, reflejando el magnífico palacio de la Bolsa de Burdeos. En la misma plaza está ubicada la fuente de las tres gracias. Toda esta zona se construyó al eliminar las murallas de la ciudad. El Burdeos medieval se abrió y creció, con estos fascinantes palacios y zonas junto al río. Es una zona fantástica para pasear un poco. A nosotros que somos de clima más seco, nos sorprende mucho y nos encanta el río Garona, aunque no sabemos si es siempre así o por motivo temporal, el agua está muy marrón. Algún fallo tenía que tener la ciudad, si no sería demasiado perfecta en las fotos. Nos sorprende todo lo que se puede hacer en Burdeos, lástima que no nos quedan más días de vacaciones. Pero aprovecharemos el tiempo que nos queda.

Seguimos descubriendo más de Burdeos

Grosse Gloche BurdeosDespués de pasear un poco por la orilla del río Garona, volvemos un poco más al centro. Es inevitable pasar por la Rue Sainte Catherine. Se trata de la principal calle comercial de la ciudad de Burdeos. Pese a que hay muchas tiendas internacionales, todavía queda algo típico francés. Evidentemente es una calle muy animada y con mucha vida, así que es un placer callejear por el centro de Burdeos. Como hemos comentado con anterioridad, Burdeos tenía murallas que se eliminaron para que la ciudad pudiera continuar creciendo, pero lo que eran las antiguas puertas de la ciudad se conservaron. Así que encontramos varias por el centro de la ciudad. Una de las más famosas es la Grosse Cloche,  que también se utilizó como mazmorra. También la puerta de Cailhau que data del 1495 y fue una de las más importantes de la ciudad. Y en 1750 se contruyó la puerta de Borgoña, aunque era una puerta monumental, no perteneció a las murallas.

Hora de comer en Burdeos

El diluvio que nos pilló en BurdeosEl Gran Teatro de BurdeosSi algo hemos aprendido a lo largo de este fantástico viaje por Francia en coche, es que la hora de comer en Francia es sagrada, hay que comer pronto en los restaurantes, si no te quedas sin comer. Así que mientras vamos callejeando un poco más por el centro y aprovechar todo lo que ver en Burdeos en un día. Empieza a caer un diluvio muy fuerte. Hacía sol, empieza a llover y después se va nublando cada vez más. No sabemos si en la foto se aprecia la lluvia, pero en resumen. Decidimos adelantar nuestra hora de regreso. Otra de las ventajas de viajar en coche, no se depende de horarios. Así que regresamos al aparcamiento como podemos, al llegar al coche aprovechamos para cambiarnos la ropa que se nos ha empapado y nos ponemos en marcha para volver a casa. Todavía nos queda un buen trecho de camino.

Conducir hasta casa

Kilómetros del viajePor variar decidimos cambiar un poco la ruta y tomamos dirección Pau, por el camino encontramos un McDonald’s, comemos allí. Pasamos la frontera por el Túnel de Somport (por cierto sin peaje) y después en Huesca seguir dirección Lleida i de allí dirección Tortosa y a Vinarós. Unos 660 Km y 8 horas de coche, más las paradas. Con mucha fatiga llegamos a casa bien entrada la noche, directos a la cama a descansar, por suerte el lunes trabajábamos de tarde. Ha sido un viaje inolvidable, como podéis ver en la foto en todo este viaje hemos recorrido un poco más de tres mil kilómetros. Nos ha encantado y por supuesto este viaje nos ha mostrado que necesitamos viajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Consejos Port Aventura Antes de viajar a Nueva York Qué visitar en Morella Qué ver en Milán app para organizar viaje Hotel en Booking Imprescindible en Oporto Aparcar en el aeropuerto Top parques de atracciones Europa 1-Europa Park