Qué ver en Lyon. Ciudad ideal para callejear.

Viernes, 23 de septiembre de 2022

Hoy es el día donde empiezan nuestra escapada a Lyon. Y os vamos a explicar todo lo qué ver en Lyon para poder disfrutar de la ciudad al máximo. Nosotros recomendamos una escapada de tres días para ver la ciudad y otro día más si se quiere aprovechar para hacer alguna excursión fuera de la ciudad. Tal y como os explicamos en la entrada para organizar el viaje a Lyon, ganamos unos billetes de tren para viajar a la ciudad francesa. Así que muy temprano ya estamos en la estación de Barcelona Sants, preparados para empezar nuestra escapada. Y viajar al extranjero de una forma diferente a la que estamos acostumbrados, en tren. Antes de empezar con todas las cosas que hay qué ver en Lyon os vamos a explicar como fue el viaje.

Viaje en tren a Lyon

Los trenes de alta velocidad, todavía tienen que mejorar mucho su infraestructura. En muchos tramos no alcanza su velocidad máxima, así que realmente el viaje podría ser todavía más rápido. El viaje es diferente al avión, se admira el paisaje de otra manera, te puedes mover por el tren y lo que a nosotros nos gustó mucho es el hecho de que viajas del centro de una ciudad al centro de otra. No necesitas transbordos o otros transportes como cuando viajas en avión. Al entrar en territorio francés el tren circula entre unas marismas donde no puedes evitar mirar todo el rato por la ventana. También nos acercamos al vagón restaurante a comer algo para desayunar. Tal y como estaba previsto sin retrasos a las once y media llegamos a la estación de Lyon Part-Dieux

Llegar a Lyon y empezar a callejear

La estación de Lyon Part-Dieux está muy concurrida, pero podemos salir de ella sin problemas. Su ubicación está un poco alejada de nuestro hotel y de donde están todos los lugares de interés qué ver en Lyon, aún así decidimos ir andando para empezar a callejear un poco por Lyon. Todavía no son las doce del mediodía y vemos como ya se van llenando los restaurantes. Nos acordamos de la adaptación a los horarios de comidas que tuvimos que hacer en un viaje anterior por Francia. Así que sin prisa, vamos mirando el aspecto de los diferentes restaurantes que vamos encontrando y nos decidimos por uno que ofrecía menú del día con un aspecto limpio y a un precio correcto. Como ya dijimos en su día nos gusta que en los restaurantes de Francia te sirven agua fresca de forma gratuita. Salimos del restaurante y andando tranquilamente llegamos a nuestro alojamiento. Es el B&B hotel Lyon Perrache. Es todavía la una y poco pero ya tienen la habitación lista y nos dejan entrar sin problemas. Subimos a la habitación dejamos nuestras fantásticas maletas y nos preparamos para descubrir Lyon. El hotel está junto el río Ródano que nos deja fascinados, por su caudal y sobre todo por su entorno rodeado de zonas verdes para hacer deporte. Así que empezamos con todo lo que hay qué ver en Lyon.

Qué ver en Lyon. Zona de presqu’ilê

Nos queda una larga tarde por delante y nosotros decidimos explorar toda la zona de la presqu’ilê que se podría traducir como la casi isla. Es la zona ubicada antes de que el río Saona se una al Ródano y está ubicada entre los dos ríos de forma que parece una casi isla como su nombre indica. Abajo de este artículo encontraréis un mapa con todos los puntos de interés de la ciudad pero no os asustéis, hay muchos pero su visita es rápida. Así que empezamos a explicar un poco nuestra ruta para conocer todo lo que hay qué ver en Lyon. La primera visita es la Plaza Bellecour, se trata de una de las plazas más grandes de Europa, con una superficie de más de 55.000 metros cuadrados. En el centro hay una estatua ecuestre de Luis XIV. Aquí también está la Oficina de Información y Turismo, entramos para confirmar que nuestro plan de viaje es correcto y no nos hemos olvidado ningún punto de interés. Confirmamos que lo teníamos todo bien preparado. Continuamos nuestra ruta hacia la plaza de la República y la plaza de los Jacobinos. Son unas amplias plazas y en las calles de alrededor hay mucho ambiente comercial, tiendas, gente paseando y comprando, con mucha vida y lo que más nos gusta es que no hay muchos turistas.

Todavía queda mucho qué ver en Lyon.

Llevamos poco tiempo por Lyon y de momento nos está encantando. Seguimos callejeando por la ciudad y la siguiente parada es el Palacio de la Bolsa. Se trata de un impresionante edificio renacentista del año 1860. Cerca de aquí encontramos la Iglesia de San Niceto, que se ubica muy cerca del otro río, el Saona. Nos llama la atención que es otro río con mucho caudal. En nuestra zona la mayoría de ríos están secos, así que los ríos con agua nos llaman la atención y con tanta agua mucho más. Aprovechamos para hacer algunos selfies y llegamos al primero de los murales famosos que podemos encontrar por la ciudad de Lyon. Se trata del Fresco de la Biblioteca de la ciudad. En la fachada del edificio se representan libros como si estuvieran en una biblioteca.

Seguimos descubriendo lugares de Lyon

Ya hemos avisado, que hay mucho para ver en Lyon y seguimos uniendo puntos en el mapa, continuando a la orilla del río Saona, llegamos a la pasarela de Saint-Vincent, se trata de una pasarela peatonal de 3 metros de ancho, construida a principios de siglo XX utilizando una estructura de hierro, que está pintada en color rojo. No podemos evitar hacer fotos a la orilla del río. Pero no podemos parar para conocer todo lo que hay qué ver en Lyon. Muy cerca de aquí, tenemos el fresco de los Lyoneses. Se trata de un mural enorme, de más de 800 m2, pintado en un lateral del edificio, donde se representan a ciudadanos ilustres de la ciudad de Lyon. Ahora toca andar unos minutos más y visitar los puntos de interés con una ubicación un poco más alejada del centro y con un poco de pendiente. Pero nada grave, no os preocupéis.

En Lyon hay mucho qué ver

En menos de diez minutos andando ya estamos al anfiteatro de las Tres Galias. Construido en la época romana aprovechando la ladera de la montaña. El acceso está cerrado, pero desde fuera se observa perfectamente y está bien conservado. Y al fondo observamos ya algunos puntos de interés que tenemos previsto visitar mañana, la torre metálica y la basílica de Notre-Dame. Muy cerca del anfiteatro tenemos el jardín de la Grand-Côte, se trata de una zona verde en medio de la ciudad ubicada en la ladera de la montaña. Desde arriba se pueden disfrutar de unas buenas vistas de toda la ciudad, pero al hacer zoom en las fotografías se pierde mucha calidad, así que hay algunas cosas que será mejor recordarlas. Muy cerca de aquí tenemos dos «traboules» de la ciudad más modernos. El de la Cruz Roja y el de Corazón Voraz, ambos son muy similares. Los famosos «traboules» de Lyon son como un acceso a patios interiores o a edificios interiores que no tienen un acceso directo a la calle. Estos dos son de edificios más modernos y pueden aparentar un poco de mala pinta, pero nosotros no tuvimos ningún problema.

Más visitas volviendo al hotel.

Estamos en el punto más alejado del hotel de la ruta prevista para hoy. Son ya alrededor de las siete de la tarde. Hemos visto muchísimas cosas, y la ciudad nos está encantando. Pero todavía nos quedan algunos puntos de interés para el día de hoy. Así que nos dirigimos hacia la Ópera de Lyon. Se trata de un edifico en estilo neoclásico reformado con una moderna cúpula de acero. Justo en la plaza de la Ópera hay una panadería con terraza, nos compramos un pastel una mini-pizza y nos sentamos allí comiendo un medio merienda-cena disfrutando de las vistas y de la vida de Lyon. Enfrente de la Ópera está el edificio del Ayuntamiento de Lyon. Y por el otro lado del edificio del ayuntamiento se encuentra la plaza de los terrenos. Una preciosa plaza con chorros de agua, una escultura de Bartholdi y la fachada del ayuntamiento. 

Antes de acabar el día

Empieza a anochecer, el cansancio nos viene a ver y decidimos poner rumbo al hotel para descansar. De camino a nuestro alojamiento pasamos por el Grand Hotel-Dieu. Se trata de un antiguo hospital. Actualmente está reformado y por su interior encontramos diferentes negocios, tiendas, galerías, restaurantes, terrazas, hoteles, etc. Se respira un ambiente exclusivo y caro, pero bueno, pasear por allí es gratis. Así que investigamos un poco su interior y nos gusta el hecho de reutilizar y aprovechar edificios antiguos adaptándolos a la vida moderna. Ahora si que ya empieza a ser tarde y nos vamos al hotel a descansar. En un supermercado cercano nos compramos algo de comida poco saludable y bebida para explorar la televisión francesa en nuestro hotel antes de dormir. Mañana también tenemos muchos puntos de interés qué ver en Lyon. Os dejamos a continuación el mapa con los lugares para visitar. Y recordad que necesitamos viajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ruta por Lower Manhattan Qué ver en Lyon Domingo en Nueva York Que ver por Broadway Consejos Port Aventura Antes de viajar a Nueva York Qué visitar en Morella Qué ver en Milán app para organizar viaje