Vía verde Val de Zafán. Dos días en bicicleta. Arnes

Hoy empezamos nuestro segundo día en la Vía Verde de la Val de Zafán. Hemos descansado, recuperado energías y también divertido en el Hotel Vilar Rural de Arnes que reservamos a través de Booking. La etapa del día anterior fue fantástica, nos encantó. Aunque al mismo tiempo fue un poco dura por el calor y por los tramos de ligera cuesta arriba, ya que nuestro estado de forma es mejorable. Hoy la cosa promete mucho mejor ya que el recorrido es todo cuesta abajo y además el firme está con capa asfáltica que siempre es más rápido y cómodo. El objetivo de hoy es llegar hasta Tortosa y de esta forma completar todo el recorrido de la Vía Verde Val de Zafán en dos días en bicicleta desde Alcañiz hasta Tortosa. 

Nos ponemos en ruta desde Arnes

Nos preparamos para subir a la bici en el Vilar Rural de ArnesDespués de recargar las baterías en el desayuno estilo bufé del hotel Vilar Rural de Arnes, preparamos todo. Nosotros y nuestras bicicletas con las alforjas cargadas, estamos preparados para empezar a pedalear. Son un poco más de las nueve de la mañana y queremos intentar evitar las horas de máximo sol. Vemos que otras personas alojadas en el hotel preparan sus coches para hacer su excursión del día. Nos miran con cara de pensar, donde van éstos locos con las bicicletas. Nuestro primer objetivo es llegar hasta la vía verde Val de Zafán. Después de la mala experiencia de ayer en el último desvío, decidimos seguir el camino «oficial» hasta la antigua estación de Arnes Lledó que está a unos seis kilómetros del hotel.

Estaciones de Arnes Lledó y Horta de San Joan

Preparados para cruzar el río Algars con un poco de aguaLos primeros kilómetros empiezan muy bien, camino muy tranquilo sin apenas tráfico, bien asfaltado pero con alguna subida fuerte pero corta. Vamos con un niño de diez años y cuándo la cosa se complica la solución es fácil. Bajar de la bici y andar un poco. El último kilómetro es más de bicicleta de montaña, camino de tierra y fuerte pendiente, pero bueno con calma y paciencia llegamos. En el camino, tenemos que cruzar el río Algars, que lleva un poco de agua. Nos sorprende, porqué pensamos que en el mes de julio, los ríos de la zona estarían secos. Pero como podéis ver en la foto, no hay ninguna dificultad. Perdemos más tiempo haciendo fotos que cruzando el río.

Via verde Val de Zafán, viaducto del algásPor fin en la vía verde Val de Zafán

Conectamos con la vía verde val de zafán justo después del viaducto sobre el río Algars. Es un puente impresionante que ofrece unas vistas maravillosas. Del río que sirve para marcar la frontera entre Cataluña y Aragón en esta zona. A pocos metros pasamos por delante de Estación Horta de Sant Joan en la Vía verde val de zafánla estación abandonada de Arnes-Lledó. A partir de aquí cogemos velocidad, y como ya sabíamos la vía verde val de zafán está con capa asfáltica y ligera cuesta abajo. Así que rápidamente recorremos los cinco kilómetros que nos llevan hasta la siguiente estación, la de Horta de Sant Joan. Unos metros antes se cruza una carretera con bastante tráfico que recomiendan cruzar a pie, nosotros con un niño, hacemos caso. La seguridad es lo primero.

Estaciones de Bot y de Prat de Compte

Admirando las vistas sobre el viaducto del río CanaletaPedaleando por la vía verde Val de ZafánTodavía no hace mucho calor, y con la bajada el trayecto es muy agradable. Es una ruta totalmente recomendada para poder hacer con niños o personas poco ciclistas. A nueve kilómetros de la estación de Horta de Sant Joan nos encontramos la estación de Bot. Está ubicada junto a la localidad y tiene un bar restaurante que imita un vagón de tren. Hay mucha gente tomando algo y preparándose para iniciar su ruta. Vemos mucha gente que estaba alojada en el hotel Vilar Rural de Arnes. Nos miran con cara de… ¿Estos vienen en bici desde allí? Recordando un poco, lo duro que se nos hizo la etapa del día anterior, decidimos parar y tomar algo con calma. Refrescos y cerveza bien fría nos saben a gloria. Este tramo es uno de los más bonitos de la vía verde Val de Zafán. Pedaleando entre bosques, montañas, túneles y cruzando el río Canaleta que lleva un poco de agua y crea unos pasos espectaculares. Pedaleamos otros cinco kilómetros hasta la siguiente estación. Es la estación de Prat de Compte, está totalmente abandonada y pasamos por ella sin parar.

La Fontcalda y a comer en la estación de Pinell de Brai

Un kilómetro después llegamos a la Fontcalda. Es un ermitorio donde hay una fuente de agua caliente y construyeron un ermitorio. Lo teníamos marcado para hacer una parada y darnos un baño en el río. Desde la vía verde, hay que hacer un desvío de unos 500 metros, pero con una fuerte pendiente. Lo peor de todo es que bajamos y al llegar estaba a rebosar de gente y no había nadie Antigua estación de Pinell de Braibañándose. El agua estaba bastante verdosa y con muchas algas. Es lo que tienen los ríos. Un poco decepcionados, nos toca pegarnos el palizón de subir las bicicletas por la pendiente hasta la vía verde, evidentemente andando con ellas, no estamos tan fuertes. Seguimos pedaleando con alegría cuesta abajo. Cinco kilómetros más adelante llegamos a la estación de Pinell de Brai que está reconvertida en el restaurante la Brasa Verda. Nuestros platos a la brasa en la Brasa VerdaEs un poco más de la una, ya hace bastante calor y recordando lo tarde que comimos ayer por no encontrar restaurantes en nuestra primera etapa por la Vía Verde Val de Zafán, no nos lo pensamos y decidimos comer allí. Y como podéis ver en la foto, nos pusimos las botas. Las patatas estaban espectaculares y la carne también por supuesto. El precio fue muy razonable. Mientras comemos, nos entra un poco el sentido común y analizando la situación. Tomamos la decisión de no llegar hasta Tortosa como teníamos previsto. Hace ya mucho calor y tenemos que pensar que vamos pedaleando con un niño de diez años. Por eso llamamos al cuñado para que nos venga a buscar a las moreras que hay en la entrada de la localidad de Xerta. Tendremos que pedalear unos trece kilómetros más. 

Estación de Benifallet

Azud de Xerta desde la via verdeVía Verde Val de Zafán estación de BenifalletCon las barrigas llenas el calor parece más intenso y el cansancio ya va cogiendo forma. Suerte que el recorrido sigue siendo con pendiente favorable. Un poco antes de los cinco kilómetros después de la comida pasamos por la estación de Benifallet. Sin duda la más preparada, con bar, restaurante, hotel, albergue, alquiler de bicicletas y todos los servicios que podamos necesitar. Por eso está llena de gente, comiendo o tomando algo. Sin duda, este sigue siendo el tramo más bonito del recorrido. Seguimos pasando por túneles entre bosques y además, llegamos al tramo junto al río Ebro que ofrece unas vistas espectaculares. L’assut de Xerta, luce tan majestuosa como siempre a nuestro paso.

Estación de Xerta

Poco después llegamos a la estación de Xerta y aquí la vía verde se desvía de su camino ferroviario original (que se utilizó para la construcción del desvío de la carretera) y pasa por dentro de la localidad. En el bar de la plaza mayor, como vamos bien de tiempo aprovechamos para tomar algo fresquito y hacer una foto a su sencilla iglesia pero con los cuatro perros en lo alto de su campanario vigilando la localidad. Además, también Fachada de la iglesia de Xertapodemos ver el medidor donde quedan registradas las crecidas del río a lo largo de su historia. Hoy en día con tanto embalse, se puede controlar mejor. Seguimos unos pocos kilómetros más junto al canal derecho del río Ebro y llegamos a las Moreras de Xerta. Justo a la entrada de la localidad y es el punto donde el cuñado nos vendrá a recoger. Al final, nos han faltado unos pocos kilómetros para llegar a Tortosa, pero sin duda repetiremos el recorrido en otras fechas con menos calor. Es una ruta fantástica que será la delicia de todos. Aquí tenéis un link al track de wikiloc de la etapa del día.

Fin de ruta por la Vía Verde Val de Zafán

Coche cargado preparados para volver a casaEsperando a la sombra de las morerasA la buena sombra de las moreras de Xerta, junto al canal y el río Ebro, nos recuperamos un poco mientras esperamos a que llegue el cuñado para ir de vuelta a casa. Unos minutos después, llega y cargamos todo en el coche. Con el portabicicletas fastbike 4, transportar las bicicletas es muy cómodo, rápido, fácil y seguro. En el coche mientras conducimos la hora que nos llevará hasta nuestra casa en Vinaròs vamos reflexionando sobre la excursión de dos días en bicicleta por la Vía Verde Val de Zafán. Ha sido una experiencia inolvidable, que sin duda repetiremos, pero en otras fechas. Mejor en primavera o en otoño. El primer fin de semana de julio el sol va apretando cada vez más y sufrimos un poquito. Pero como ya hemos comentado es una ruta genial para todos los públicos que recomendamos totalmente. Aqúi os dejamos un mapa con toda la ruta, por si queréis hacer vuestras consultas. Esperamos que os haya gustado nuestra excursión y ¡¡necesitamos viajar!!

Enlace a la etapa 1 de nuestra excursión por la Vía verde Val de Zafán desde Alcañiz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
app para organizar viaje Hotel en Booking Imprescindible en Oporto Aparcar en el aeropuerto Top parques de atracciones Europa 1-Europa Park