Como llegar al Mont Saint Michel en coche por el mejor camino

31 de octubre de 2017. Día 4 de viaje

Hoy toca como llegar al Mont Saint Michel con unas visitas inolvidables

Después del increíble día anterior que tuvimos visitando los Castillos del Loira, y la ciudad de Loches, pensábamos que sería difícil mantener el nivel top de este viaje. Pero sin duda, Francia es un país capaz de ofrecer muchas cosas fantásticas. El plan de hoy es llegar al Mont Saint Michel, pero antes, haremos unas paradas en algunos de los mejores pueblos de la Bretaña Francesa. Ya teníamos marcado en nuestro mapa de la ruta por Francia en coche, visitar los preciosos pueblos medievales de Vitré y de Fougères. Así que si os preguntáis como llegar al Mont Saint Michel ya os decimos que el camino más rápido no es el mejor. Seguid leyendo para descubrir el encanto de la Bretaña Francesa.

Empezamos nuestro día, donde lo dejamos ayer en Le Mans

Postureando en un muro con el logo de las 24 horas de Le MansHemos dormido muy bien en el Hotel Kyriad Le Mans EstEl coche por el circuito de Le Mans, es un hotel correcto, limpio, con una cama cómoda y a buen precio. Situado a las afueras de la ciudad de Le Mans. Dispone de un amplio aparcamiento gratuito y está al lado de una zona comercial. Este tipo de hoteles son ideales para viajes en coche. Maletas cargadas en el coche y preparados para otro día por Francia. Primero, una pequeña confesión. Todos tenemos algún lado oculto friki y la verdad es que nosotros tenemos muchos. Aquí va uno… Seguramente todo el mundo habrá oído hablar de la famosa carrera de coches de las 24h de Le Mans. En Le Mans hay un circuito «cerrado» o «oficial» pero para esta carrera de las 24 horas, utilizan un recorrido más largo y aprovechan parte de las carreteras de alrededor. Así que en resumen, la primera visita que hacemos en la ciudad de Le Mans es recorrer esta parte abierta del circuito con nuestro coche. Eso sí, recordad que hay que respetar las normas de circulación. Si tenéis la curiosidad, os dejamos aquí un link de Google Maps con esta parte abierta del circuito.

Ahora ya nos vamos a visitar el centro de Le Mans

Catedral de Le MansDespués de una de nuestras frikadas, nos dirigimos al centro de la ciudad de Le Mans. No nos complicamos la vida y aparcamos el coche en un aparcamiento céntrico. Vamos a estar unas cuantas horas, así que preferimos pagar un poco y no complicarnos en encontrar algún sitio gratuito pero probablemente más alejado. Lo que más destaca a primera vista es la Catedral de San Julien de Le Mans. Es curioso, porqué tiene una ubicación elevada, pero lo que vemos desde la plaza de losPostureando por el centro de Le Mans Jacobinos es la parte posterior de la Catedral. Es una catedral de estilo gótico de grandes dimensiones, de la parte exterior destacan sus contrafuertes volados y las espectaculares vitrinas. En la zona de alrededor tenemos el casco antiguo. Es una zona ideal para callejear. Son calles pequeñas con las típicas casas bretonas de piedra con las vigas de madera por la fachada y algunas pintadas de colores. Después nos acercamos a las calles más comerciales de la ciudad. En la plaza San Nicolás, encontramos un monumento de la carrera de las 24 horas y en el suelo, la marca de las manos de los ganadores al más puro estilo del paseo de la fama de Los Ángeles.

Seguimos con nuestro plan de llegar al Mont Saint Michel con unas paradas espectaculares

Las casas del VitréSeguimos con el mejor camino para llegar al Mont Saint Michel. Pero antes de llegar hacemos una visita al pueblo de Vitré. Visitar Vitré es una parada obligatoria en una ruta por la Bretaña Francesa. Se trata de una ciudad de origen medieval con un precioso castillo que se visita en pocas horas. Pero sin duda tiene algunos rincones espectaculares en los cuáles quedan unas fotografías geniales. Nosotros aparcamos el coche en el aparcamiento frente la iglesia. Es un aparcamiento estilo zona azul, pero al ser mediodía en esas horas no se paga. Es hora de comer, y nos ponemos a buscar un restaurante. Encontramos el Au Vieux Vitré, un restaurante totalmente recomendable. El menú está de maravilla, a buen precio y un servicio excelente y amable. Ahora con el estómago lleno seguimos callejeando por Vitré. El centro está lleno de casas de piedra, con las vigas de madera a vista y algunas coloridas. Las calles también son de piedra y aunque es pequeño apetece mucho recorrer todas sus calles y rinconces del casco antiguo.

Nos acercamos al Castillo de Vitré

Castillo de VitréDespués de callejear por Vitré, nos acercamos para conocer el Castillo de Vitré. Es un castillo medieval que se empezó a construir en el siglo X y como todos, han ido realizando muchas modificaciones a lo largo de los siglos. Se puede acceder de forma gratuita al interior del castillo y visitar su patio. En el propio castillo hay un museo que con su entrada sirve para diferentes estancias del Castillo. Nosotros no entramos en el museo porqué a la hora que fuimos estaba cerrado. Os dejamos el horario en este link. Nuestro viaje no para, y todavía tenemos otra parada antes de llegar al Mont Saint Michel. Así que volvemos al coche y recorremos los treinta kilómetros que nos separan hasta la localidad de Fougères.

Qué visitar y que ver en Fougères

Centro de FougèresLlegamos a la localidad de Fougères. A la entrada de la ciudad hay un aparcamiento gratuito, también ideal para caravanas. A pocos minutos andando ya está el centro y la Oficina de Turismo de Fougères. Entramos a preguntar y amablemente nos dan un mapa con un recorrido para realizar por la ciudad con los puntos de más interés. El recorrido por Fougères podéis verlo aquíMurallas de Fougères. Lo recomendamos al cien por cien. Es una ruta que empezamos por el centro de la localidad y sus puntos de interés. Después el recorrido sigue por unos parques y jardines preciosos. El recorrido, acaba en el zona del castillo y alrededores que también tiene mucho encanto. Por 8.50 € cada uno decidimos entrar en el castillo, el cual nos encanta, se ven las murallas, las torres y te haces una idea de cómo era la vida en la época medieval. Es un castillo de carácter militar, muy diferente a los más residenciales y vacacionales que visitamos el día anterior. Además nos gusta mucho que el interior está con césped y muy bien conservado. Durante este recorrido hemos hecho muchas fotografías, nos encanta esta ciudad y la región de la Bretaña Francesa.

Nos ha encantado visitar Fougères

Vistas desde jardines de FougèresLa verdad es que no paramos de repetirlo a lo largo de todo este viaje por Francia en coche. Pero es que sinceramente nos encanta. Hoy hemos muchas fotografías y sobre todo aquí en Fougères. El castillo, con sus murallas. Los jardines que hay alrededor y también el centro de la ciudad. Nos ha dejado fascinados. Como podéis ver en las fotos, ya empieza a anochecer y decidimos volver a nuestro vehículo. Ahora sí, vamos a llegar al Mont Saint Michel, eso sí, la ruta de hoy ha sido inolvidable. Es un trayecto de unos cincuenta minutos en coche.

Encontrar hotel en el Mont Saint Michel

Antes de empezar nuestro viaje, habíamos buscado mucha información y obviamente, no se puede llegar en coche. Hay una barrera que corta el acceso y te obligan a usar el parking de pago (vimos que bastante caro) a unos cuatro o cinco kilómetros con autobuses lanzadera gratuitos hasta el Mont Saint Michel. Pero en la carretera que lleva al Monte, encontramos varios hoteles que sí es verdad, son un poco más caros, que si te alojas en localidades cercanas como Beauvoir. Pero con la reserva de esos hoteles está incluido el aparcamiento, por lo tanto merece la pena. Como en todo nuestro viaje encontramos el mejor hotel en Booking. Con nuestro móvil hacemos una búsqueda de hoteles en esa carretera hacia el Mont Saint Michel, y encontramos el Hotel Gabriel. Como hemos dicho, el precio es un poco más alto, que fuera de la zona del Mont Saint Michel, pero sencillo limpio, con desayuno y por supuesto el aparcamiento. Merece la pena pagar un poquito más para estar cerca del Mont Saint Michel. Aún así, nosotros siempre recomendamos buscar y comparar. Que cada uno elija la opción que más le convenga.

Booking.com

Llegar al Mont Saint Michel

Por el Mont Saint Michel de nocheAl poco de hacer la reserva, nos llaman desde el hotel y nos indican un código que debemos introducir en la barrera de entrada que corta el paso a la carretera del Mont Saint Michel. Tecleamos el código que nos han dicho en la barrera, y ahora, podemos pasar de largo el aparcamiento caro y así llegar con nuestro coche al Hotel Gabriel que habíamos reservado hace un momento. Llegamos tarde, alrededor de las 19 horas, pero no pudimos resistir la tentación de ir andando hasta la «falsa isla» y ver su majestuosidad de noche. Merece mucho la pena, sobre todo porque hay mucha menos gente de la que nos encontraremos al día siguiente. Nuestras fotos nocturnas no hacen justicia a lo bonito y majestuoso que es. Tomamos nota asignatura pendiente aprender a hacer fotos nocturnas con un mínimo de calidad. Buscamos un restaurante para cenar y nos sorprende que todos los restaurantes del Mont Saint Michel ofrecen exactamente los mismos menús al mismo precio. De hecho, como anécdota diremos que al principio pensábamos que eran todos iguales, del mismo dueño. Somo un poquito de pueblo. Cenamos y volvemos al hotel para descansar. Aquí podéis ver el resumen de la ruta de hoy en Google Maps, esperamos que os guste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Consejos Port Aventura Antes de viajar a Nueva York Qué visitar en Morella Qué ver en Milán app para organizar viaje Hotel en Booking Imprescindible en Oporto Aparcar en el aeropuerto Top parques de atracciones Europa 1-Europa Park