Low Cost: Oferta o Estafa

A todos nos gusta viajar barato, pero sin perder calidad y sin sorpresas de última hora. Así que debemos tener cuidado con los precios low cost, ya que son armas de doble filo, pueden ser estupendas o una auténtica pesadilla.

Compañías aéreas

Comparar con un metabuscador como Skyscanner puede ser una muy buena opción, aún así recomendamos no quedarse solo con la primera opción, merece la pena llegar hasta el último paso de la reserva y comparar el precio final según nuestras necesidades.

Cada una tiene sus detalles y normas que pueden cambiar. Ryanair, Vueling, EasyJet, Norwegian, y muchas más. Todas suelen ofrecer precios muy apetecibles que ayudan a nuestra necesidad de viajar, pero cosas a tener en cuenta si no queremos sorpresas que pueden rondar el abuso. Leer bien la política de equipaje, maletas facturadas y su peso, equipaje de mano, medidas y cantidad, selección de asientos, si tenemos que llevar la tarjeta de embarque impresa o en el móvil, además si queremos comida o bebida durante el vuelo. Según nuestras necesidades nos puede merecer la pena una compañía tradicional o una low cost. Ojo siempre hay que comparar el precio final, no el que sale en la primera pantalla.

Esas ofertas que vemos de vuelos desde 9,99 o 14,99… son reales, nos llevan de un sitio a otro, pero por facturar maleta todas nos cobran, en todas debemos llevar nuestra tarjeta de embarque impresa o en el móvil, en el equipaje de mano Ryanair ahora cobra por maleta, no por mochila. Vueling deja llevar maletas y mochila. EasyJet solo un bulto… Y ninguna garantiza que quepa en cabina ni mucho menos que vaya encima de tu cabeza; puede que la carguen en bodega y luego tenemos que recogerla en la cinta. Además en todas las aerolíneas hay que pagar si queremos asientos delanteros o más amplios y además, Ryanair si somos varios nos sentará separados si no seleccionamos asiento previo pago. Vueling y EasyJet intentarán sentarnos juntos siempre que sea posible. Así que como hemos dicho hay que tener en cuenta el precio final con todos los servicios que necesitamos. Y sobretodo ojo con los aeropuertos secundarios, puedes encontrar un vuelo barato pero luego el aeropuerto está a dos horas de la ciudad con unas malas combinaciones de transporte.

Alojamientos: Hoteles y apartamentos

Booking.com

En hoteles el caso más llamativo son los precios de los desayunos o del aparcamiento, donde puedes pagar por una noche dos personas unos 60 euros y luego nos piden 12 euros por persona en el desayuno o 30 euros por el aparcamiento. En apartamentos, nos encontramos con cargos por limpieza, cargos extras por usar el aire acondicionado o la calefacción y hemos llegado a ver dónde te cobran cargos por las sábanas y toallas como en algunos hostels. Por ejemplo en Airbnb en la primera pantalla vemos un alojamiento a 50 euros la noche y al momento de pagar tres noches no son 150 euros sinó más bien 200.

Alquiler de coches

Esto si es una aventura. Ojo con las políticas de combustible, cargos por darnos el vehiculo lleno de gasolina, cargos por no devolver el depósito lleno, cargos si el vehículo es diesel o por devolver el coche demasiado sucio. Además ya hemos comentado en otra entrada, que es necesario una tarjeta de crédito con saldo suficiente para cubrir la franquicia, más la franquicia por la gasolina. Contratar un seguro dónde un alquiler para 4 días son 45 euros y de seguro nos piden 90 euros puede ser un gasto imprevisto que al final supone el triple. Y también debemos mirar los aparcamientos en el aeropuerto, ya que tenemos los aparcamientos situados a varios kilómetros y te llevan con furgonetas, son más baratos pero pierdes tiempo en que te acerquen al aeropuerto y te vengan a buscar a la llegada, en éste caso a nosotros como ya hemos comentado en otras entradas, nos gusta más el aparcamiento del aeropuerto que con reserva anticipada tiene un precio razonable

Todas estas empresas usan lo que en marketing se llama precio por partes, utilizan un precio muy llamativo para captar clientes y crear la necesidad de viajar (aunque algunos esa necesidad ya la tenemos en la sangre) y luego hay una segunda parte del precio que debemos tener en cuenta, además de que van intentar vendernos otros servicios, alojamientos, traslados, aparcamientos, excursiones, eventos, etc…

En resumen para concluir podemos afirmar que todo el low cost, puede ser un chollo y nos facilita viajar a un muy buen precio, pero debemos tener claro qué servicios o coberturas contratamos. Así que sobretodo hay que perder tiempo y leer bien los detalles, incluso buscar por internet opiniones sobre las empresas para evitar esas sorpresas en forma de pagos que pueden amargarnos un poco las vacaciones.

Bueno con estas líneas no queremos asustaros, solo queremos aportar nuestras experiencias para evitar errores en la medida de lo posible y que así todos podamos disfrutar de nuestra necesidad de viajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
app para organizar viaje Hotel en Booking Imprescindible en Oporto Aparcar en el aeropuerto Top parques de atracciones Europa 1-Europa Park