Día 2: Seguimos disfrutando en Legoland.

Tras un buen descanso en nuestra casa temática egipcia, vamos al desayuno, tipo bufé. La verdad es que muy completo y con mucha variedad, sobretodo los empleados muy amables, y casi ninguno hablaba español, pero buscaron un camarero que hablaba un español mezclado con italiano para que nos atendiera, se esfuerzan todos

mucho para que estemos a gusto.

Hay una persona disfrazada de pieza de Lego, para que nos hagamos fotos, es divertido.

Se esfuerzan para que los clientes estén contentos

Regresamos a la casa, cargamos el coche con las maletas y nos acercamos con el coche hasta el aparcamiento del parque, ya nos avisaron que hoy era festivo

escolar en Alemania y se nota que hay mucha más gente que el día anterior. Y a partir de aquí lo típico de los parques temáticos, pero la verdad es que en un parque de Lego, todo es curioso y diferente a los otros parques que ya habíamos visitado. La decoración es muy original y hay que reconocer que es un lugar pensado para que los niños disfruten al máximo. La verdad es que apetece hacer fotos de casi todo, así que os añadimos bastantes fotos. Las hermanas de Guillem, Bruna y Carlota, son muy fans de las Lego Friends, así que no pudimos resistir hacer la foto para que tengan un poco de envidia de su hermano pequeño.

Un parque temático diferente de lo visto hasta ahora

En la atracción Lego Factory, te enseñan como fabrican una pieza de Lego, te dan una de regalo y luego sales por la tienda, dónde venden piezas de Lego a peso. Guillem buscó y se fabricó un coche, nosotros compramos unos muñecos (que no van a peso) que los personalizamos a nuestro gusto. Vamos subiendo en las atracciones, que al final en la mayoría de parques son similares con diferente decoración. Pero eso sí en este parque la diferencia y es lo que nos gusta mucho es la decoración. Hay infinidad de figuras, todo hecho con piezas de Lego. Avisamos están pegadas, ¡todos tenemos la tentación de intentar quitar una!

Recomendamos Legoland!!

Además una cosa que nos encanta es que a parte de las atracciones hay muchas zonas de juego libre, donde aprovechas para comprar algo de comer o beber y los niños no paran de disfrutar, no les permiten estar sin jugar. Aprovechamos que es mediodía y hace sol y calor y subimos a la atracción Capitan Nick’s Splash Battle que es similar al Angkor de Port Aventura, vamos que nos mojamos por completo, pero lo pasamos muy bien.

Aprovechamos para comer y para que Guillem no se aburra hay una zona de juego libre genial, piscinas con piezas de Lego Duplo (más grandes que las normales) y todos los niños se dedican a construir y destruir cosas, ¡nos encanta!

Hasta las colas son divertidas

Decidimos entrar en la atracción Lego NinjaGo, aunque avisamos a Guillem de que hay un poco de cola y que tendremos que tener paciencia, y para nuestra sorpresa, hasta en la cola hay juegos para los niños, mientras los adultos hacen las típicas «S» en una sala, hay una zona para que jueguen los niños y no se aburran. La atracción es divertida, es en 3D y te suben como en una especie de vagón, moviendo las manos lanzas como si fueran hechizos contra unos fantasmas y monstruos. Pasamos un buen rato, pese a la hora larga de cola.

Ya se hace tarde, compramos algunos regalos y recuerdos y como no, fotografía en la puerta del parque para recordar estos fantásticos días.

Salimos de Legoland

Una vez en el coche, por cierto no pagamos el aparcamiento, está incluido si te alojas en los hoteles del parque, conducimos unos 25 minutos hasta la cercana ciudad de Ulm, dónde teníamos reservado el sencillo, pero práctico hotel Ibis Budget Ulm City, con aparcamiento gratuito en los alrededores. Usamos Google Maps para buscar un lugar para cenar cercano y vemos que a 300 metros hay una pizzería que tiene muy buenos comentarios. Se llama Pinocchio y aunque la decoración es muy sencilla, las pizzas son excelentes, los empleados muy amables y cenamos super a gusto. Eso sí recordad que en Alemania parece ser que todos beben agua con gas, incluso los niños! Así que después de sacar agua con gas para Guillem, nos la cambiaron amablemente por una sin gas.

A dormir y a descansar que todavía nos quedan vacaciones porque necesitamos viajar.

2 comentarios en «Día 2: Seguimos disfrutando en Legoland.»

    1. No valorem Port Aventura perquè el tenim aquí al costat, i ens han venut que cal viatjar a EuroDisney, però per Europa hi ha parcs molt millors que Disney i si ho organtitzes bé surt bé de preu. Encantats de comentar-te el que necessites per fer el teu viatje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Consejos Port Aventura Antes de viajar a Nueva York Qué visitar en Morella Qué ver en Milán app para organizar viaje Hotel en Booking Imprescindible en Oporto Aparcar en el aeropuerto Top parques de atracciones Europa 1-Europa Park