Día 5: Visitar Innsbruck

Miércoles 17 de Octubre 2018

Hoy toca visitar Innsbruck. El hotel donde hemos pasado la noche es el Gastehaus Sonnenheim, en la cercana localidad de Thaur. Es un hotel familiar de unas seis habitaciones con un personal muy amable. El hotel es como una gran casa familiar ubicado en alto, con lo que las vistas son increíbles. Además seguimos con la suerte de que nos acompaña un solazo digno del mediterráneo. Desde nuestra habitación con terraza tenemos unas vistas fantásticas. Tenemos contratado el desayuno (completo y nos pedían que comieramos más!!) además,  para amenizar el momento nos ponen un cd de música tirolesa, no lo olvidaremos jamás. Nos vamos encantados con los hoteles familiares y su trato más individualizado. Y con las pilas cargadas para visitar Innsbruck en el día de hoy.

Swarovski Kristallwelten

Subimos al coche y en unos quince minutos, nos acercamos a visitar Swarovski Kristallwelten en la cercana localidad de Wattens, (aparcamiento gratuito) son una mezcla de jardines y parques inspirados en el universo Swarovski. Hay una parte de pago que nosotros no entramos, (eran como unos árboles con cristales, habíamos leído que no merece la pena y la verdad es que por 19€ no, nos pareció para tanto…) (de todas formas os dejamos aquí el enlace de su página web por si queréis más información) nosotros visitamos la parte gratuita que eran unos jardines, con la famosa fuente y luego se puede visitar una pequeña tienda de souvenirs y una gigante de productos Swarovski, que a nuestro parecer está al mismo precio que en cualquier tienda. Y ahora sí preparados para visitar Innsbruck.

Innsbruck

Subimos al coche otra vez y ahora en unos 20 minutos estamos en Innsbruck. Aparcamos el coche en un aparcamiento situado cerca de la universidad, y empezamos a caminar por la ciudad. La ciudad de Innsbruck no tiene ningún monumento super famoso, pero tiene mucho encanto, es pequeña y se puede visitar tranquilamente sin agobios. Nos acercamos para ver por fuera al palacio de Hofburg, y seguimos andando por el centro, llegamos al punto con más vida de la ciudad, la Maria-Theresien-Strasse, una calle ancha, con muchas tiendas y cafeterías y lo más impresionante con los Alpes de fondo, parece increíble que estemos en una gran ciudad.

Seguimos callejeando por la ciudad de Innsbruck, disfrutando de sus calles y plazas, su ambiente, su vida y sobretodo increiblemente, del fantástico día con un sol que ya empieza a calentar. Volvemos otra vez hacia la parte más del centro histórico y visitamos el famoso tejado dorado y sus alrededores con pequeñas calles peatonales, con edificios de impresionantes fachadas y sobretodo un encanto que nos transmite la ciudad que nos hace estar muy a gusto. Continuamos paseando por la ciudad y decidimos acercarnos al funicular de Hungerburg para acercarnos un poco a los Alpes.

Hungerburg + Nordkette

La ciudad de Innsbruck se encuentra a unos 560m sobre el nivel del mar, y puedes llegar a subir hasta los 2256m. Con la combinación de dos transportes, Funicular Hungerburg y teleférico Nordkette. El trayecto completo son 36.50€ por persona, nosotros, que no teníamos previsto hacer senderismo decidimos hacer solo el trayecto del funicular por 9.50€ (ida y vuelta) cada uno subes a una altitud de 870m en unos minutos. Luego se hace el trasbordo a un teleférico y dónde iba mucha gente con bicicletas de montaña y ropa de senderismo, debe ser un lujazo vivir en una ciudad y en unos minutos estar en plena montaña y en invierno poder esquiar.

Como hemos dicho, nosotros nos quedamos solo con el funicular. Es muy moderno, rápido y cómodo. Las vistas son magníficas y sobretodo con el buen día que hace estamos que da gusto. Hay una cafetería que prepara unos bagels con muy buena pinta. Cómo ya es hora de comer decidimos quedarnos allí y disfrutar de la tranquilidad, del sol y de las vistas. Después de un buen rato por allí dando vueltas, haciendo fotos y admirando las vistas decidimos volver otra vez a la ciudad para dar un último paseo. Así que volvemos otra vez al funicular para bajar.

último paseo por Innsbruck

Salimos de las modernas instalaciones del Hungerburg y ahora paseamos un poco por la orilla del río Eno. El recorrido empieza con un pequeño parque que con árboles, banquitos y río es el lugar perfecto para hacernos una mini sesión de fotos, y sobretodo pasar un buen rato. Llegamos hasta la Markplatz, lugar desde donde se admiran las casas de colores de la otra orilla del río. Nos recuerda un poco al Barrio de Triana de Sevilla que desde el otro lado se ven las casas con ese arte…

Desde allí, volvemos a pasear otra vez por la zona más céntrica, las calles y callejuelas peatonales de alrededor del tejadillo dorado. Si ya por la mañana habíamos hecho muchas fotos, por la tarde hacemos más! Es una ciudad que en un día se visita sin problemas pero la recomendamos totalmente. Va adelantando la tarde y ahora nos queda un buen tramo de coche hasta nuestro siguiente punto, así que sobre las 17:00 vamos al aparcamiento a recoger el coche y nos ponemos en marcha. Por qué nuestro viaje continúa y nuestro tiempo para visitar Innsbruck se acaba.

Nos está encantando nuestro viaje por Austria en coche, cuando preparamos el viaje buscamos información en muchos blogs. Vimos blogs de gente que hacía un viaje similar en caravana, y la verdad es que nos lo llegamos a plantear. Como anécdota os dejamos el link de RV Alps, un guía increíble de un viaje en caravana por los Alpes, que anima a viajar y a salir de casa.

Camino hacia Krimml

La siguiente parada de nuestro viaje es Krimml, a unos 100 Km que son 1h:30m de coche. A medida que nos vamos acercando a nuestro destino final de hoy, las vistas desde el coche son espectaculares! Conduciendo despacio, disfrutando del camino hacemos alguna parada para hacer fotografías. Paisajes de montaña, bosques, lagos y ríos nos acompañan en este trayecto final. Una maravilla!

Casi llegando hay un lugar donde ya se puede ver nuestra primera visita de mañana las cataratas Krimml, justo abajo entre las dos montañas se pueden ver las diferentes cascadas. Nosotros teníamos contratado el Hotel a través de Booking, el Gastehaus Waltl en la misma localidad de Krimml. Justo enfrente hay una pizzería y decidimos cenar allí, una pizza y un plato de pasta. El trato de la camarera muy amable, al final nos invitaron a un licor, que decía que era digestivo, y madre mía! alcohol puro!

Después de cenar nos volvemos al hotel, la habitación muy correcta, y todo de madera le da ese encanto de hotel de montaña aunque las cortinas son muy ochenteras, dormimos muy cómodos y a gusto. Como decimos siempre, si os animáis a realizar un viaje similar a éste, os recomendamos comparar y buscar el hotel que más interese por precio, ubicación etc…



Booking.com

Esperamos que os haya gustado el recorrido del día, y os lo recomendamos totalmente. Recordad que necesitamosviajar!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Que ver por Broadway Consejos Port Aventura Antes de viajar a Nueva York Qué visitar en Morella Qué ver en Milán app para organizar viaje Hotel en Booking Imprescindible en Oporto Aparcar en el aeropuerto